¿Por qué Arabia Saudí elige invertir en bonos del tesoro de EEUU?

Posted on Actualizado enn

saEn las últimas décadas, se han desarrollado los denominados fondos soberanos, sobre todo entre los países petroleros (como Qatar, Kuwait, Abu Dabi, Rusia, etc.). Las estrategias a emplear son muy diversas y opacas.

Como es sabido, el rendimiento que ofrecen los bonos del tesoro de los Estados Unidos es bajo en comparación con otros activos o instrumentos financieros. Entonces, ¿por qué le interesa a Arabia Saudí destinar buena parte del presupuesto de su cartera a obtener dichos bonos estadounidenses? ¿Por qué prefiere obtener menores retornos si tiene capacidad para obtener mayores rentabilidades?

Una de las razones podría ser que los títulos del gobierno estadounidense ofrecen una garantía de estabilidad envidiable en un mundo inestable; también es posible que a la opinión saudí le gusten poco las inversiones alternativas (como fondos especulativos, productos derivados de materias primas o acciones no cotizadas.

Sin embargo, no se puede ignorar la dimensión política y militar de semejante elección; incluso cuando las autoridades saudíes no lo digan explícitamente, para Arabia Saudí no es ilógico prestar dinero a tasas bajas al país que le protege militarmente. Los intereses políticos y militares son a veces más relevantes que el rendimiento en términos monetarios. Por tanto, la rentabilidad de dicha inversión, lógicamente, es más alta de lo que a priori parecía.

Si los EEUU  -apoyados por el resto de países occidentales- no hubieran sacado al ejército iraquí de Kuwait en el año 1991, es probable que después, Irak amenzara los yacimientos saudíes; advirtiendo también que Irán también entraría en ese juego militar regional de redistribución de la renta petrolera.

Esto se debe a que países petroleros con gran número de habitantes (Irán -80 millones-, Irak -35 millones-, etc,) querían apropiarse de países petroleros con pocos habitantes (Kuwait -3 millones-, Qatar -2 millones-, etc.)

Finalmente, mencionar que este es un claro ejemplo de que a la hora de invertir, existen  muchos objetivos e intereses -y no solo está el de obtener altas tasas de retorno-.

Autor: Nicolás Sarabia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s